Envíos en 24 horas para la mayoría de los productos
Envío gratuito a partir de 30€ a Portugal

Ácido Úrico y Gota

Gota y ácido úrico: descripción, síntomas y enfoque terapéutico natural

 

La gota es una forma de artritis inflamatoria causada por la acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones. La gota se produce cuando el ácido úrico en la sangre forma cristales que se depositan en las articulaciones, causando dolor intenso, inflamación e hinchazón.

El ácido úrico es un producto de la descomposición de las purinas, sustancias que se encuentran en ciertos alimentos y que también produce el organismo. Normalmente, el ácido úrico se disuelve en la sangre, es filtrado por los riñones y eliminado por la orina.

Cuando el organismo produce demasiado ácido úrico o no lo elimina correctamente, los niveles en sangre aumentan y pueden formarse cristales en las articulaciones, dando lugar a una enfermedad dolorosa denominada gota.

Principales síntomas de la gota

 

La gota se caracteriza por episodios repentinos e intensos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones, especialmente en la base del dedo gordo del pie.

Los principales síntomas son:

  • Dolor articular intenso: Suele producirse por la noche, y el dolor alcanza su punto álgido al cabo de unas horas.
  • Inflamación y enrojecimiento: Las articulaciones afectadas se inflaman, enrojecen y se calientan al tacto.
  • Movilidad reducida: El dolor y la hinchazón pueden limitar el movimiento de la articulación afectada.
  • Nódulos de gota: Pueden formarse depósitos de cristales de ácido úrico bajo la piel, creando nódulos duros llamados tofos.

Factores asociados

Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar gota:

  • Dieta rica en purinas: Consumo excesivo de carne roja, marisco, bebidas alcohólicas (especialmente cerveza) y bebidas edulcoradas con fructosa.
  • Obesidad: El aumento del peso corporal se asocia a niveles más altos de ácido úrico en la sangre.
  • Antecedentes familiares: Tendencia genética a niveles elevados de ácido úrico y gota.
  • Medicación: Algunos diuréticos y medicamentos para la tensión arterial pueden aumentar los niveles de ácido úrico.
  • Enfermedades: Enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la insuficiencia renal y el síndrome metabólico pueden contribuir a aumentar los niveles de ácido úrico.

Cuidados y dieta para la prevención y el tratamiento

 

  • Hidratación adecuada: Beber mucha agua ayuda a diluir el ácido úrico y facilita su eliminación por los riñones.
  • Pérdida de peso: Mantener un peso saludable para reducir los niveles de ácido úrico.
  • Alcohol: Reduzca o evite el consumo de alcohol, especialmente de cerveza.
  • Reducir los alimentos ricos en purinas: Limitar el consumo de carne roja, marisco, vísceras y bebidas azucaradas con fructosa.
  • Aumente el consumo de alimentos alcalinizantes: Las verduras, la fruta y los productos lácteos bajos en grasa pueden ayudar a neutralizar el ácido úrico.
  • Agua: Aumente la ingesta diaria de agua para ayudar a eliminar el ácido úrico.
  • Productos lácteos bajos en grasa: La leche desnatada y el yogur pueden ayudar a reducir los niveles de ácido úrico.
  • Frutas y verduras: Especialmente cerezas, fresas, arándanos, naranjas y verduras de hoja verde.
  • Cafeína con moderación: Los estudios sugieren que el café puede reducir el riesgo de gota, pero debe consumirse con moderación.

 

Enfoque terapéutico natural

 

Además de los cambios en la dieta y los hábitos de vida, algunas terapias naturales pueden ser útiles en el tratamiento y la prevención de la gota:

  • Extracto de semilla de apio: Puede ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en sangre.
  • Cerezas: Consumir cerezas frescas o zumo de cerezas puede reducir la frecuencia de los ataques de gota.
  • Vinagre de sidra de manzana: Tiene propiedades alcalinizantes que pueden ayudar a reducir los niveles de ácido úrico.
  • Té de ortiga: Puede ayudar a reducir la inflamación y los niveles de ácido úrico.
  • Vitamina C: Los suplementos de vitamina C pueden ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre.
  • Magnesio: Aumentar la ingesta de magnesio puede ayudar a reducir los niveles de ácido úrico y prevenir los ataques de gota.

La gota es una enfermedad dolorosa y debilitante que puede controlarse y prevenirse con los cuidados adecuados, ajustes dietéticos y el uso de terapias naturales.

Es esencial mantener una dieta equilibrada y sana, evitar los alimentos ricos en purinas y mantenerse bien hidratado.

Para un diagnóstico y tratamiento adecuados, especialmente en casos de ataques recurrentes, siempre es aconsejable acudir al médico.

9 productos

Noticias y promociones

Suscríbase a nuestro boletín de noticias y reciba nuestras novedades.
Suscríbase y reciba un descuento de 5€ en su primera compra.